Encuesta de la semana

¿Es la cultura el principal factor de riqueza o pobreza de una nación?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

“Pacha” es un término en aimara que significa “tierra, mundo, universo, tiempo, época”. Se define como “Madre Tierra” o “Mama Pacha”, la cual es una diosa totémica de los Incas representada por el Planeta Tierra. Es el núcleo del sistema de creencias religiosas de actuación ecológico-social entre los pueblos indígenas de los Andes Centrales de América del Sur, Bolivia, Ecuador, Perú y Norte de Chile.

 Es una deidad protectora que cobija a los seres humanos, posibilita la vida y favorece la fecundidad y la fertilidad. Pero con la invasión de los españoles y la persecución de las religiones nativas (llamada en esa época “extirpación de idolatrías”) “La Pachamama”, producto de la sangrienta conquista, comenzó a sustituirse por devoción a la Virgen María.

A lo largo de la historia de la humanidad han aparecido una enorme multiplicidad de dioses. Quizá los más populares pudiéramos citar: Hermes, Dionisio, Buda, Zaratustra, Krishna, Cristo, Alá, Horus, Vishnú, Mithra, Heracles, Tammuz, Adonis, Zeus, Odín, entre otros. Pero hasta la fecha, de ninguno de ellos existe evidencia científica de su supuesta divinidad.

Es por ello que sigo pensando que Dios no es un ser, sino una sublime esencia cósmica que regula la armonía, pero también el caos del universo. Particularidades que aún no somos capaces ni de entender y mucho menos explicar. Pero de lo que sí podemos estar seguros es que nuestro planeta en correlación con el Sol (su estrella madre), con su Luna y con la singularidad general del cosmos; son los elementos que hasta ahora sí podemos comprobar, acreditar y corroborar que sustentan nuestras vidas, cuando menos por ahora. Y que al final de cuentas y sin lugar a dudas, no hay nada más importante que la conservación de nuestra propia existencia.

Revisemos entonces esta filosofía religiosa de los antepasados Incas y canalicemos nuestros mejores esfuerzos en la preservación de nuestro planeta y el respeto a todas sus formas de vida, entre ellas nosotros mismos y toda nuestra descendencia. Que ahí sí pudiese estar con toda seguridad el verdadero Dios del universo.

Cito el pensamiento de Hubert Reeves: “El hombre es la especie más insensata, venera a un Dios invisible y masacra a una naturaleza visible; sin saber que la naturaleza que él masacra, es este Dios invisible que él venera”.

¿Compartes la frase?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.